Publicado: 2 de Febrero de 2016 a las 16:30

En la mayoría de mujeres a partir de los treinta, el pecho tiende a descolgarse y a perder firmeza. Se puede prevenir la caída con solo cinco pasos.

Con el paso del tiempo el cuerpo empieza a perder la firmeza y la posición que tenía, y en el caso del pecho este período de caída empieza más pronto de lo que creemos. El pecho empieza a caer por su propio peso y por el efecto de la gravedad, y esto afecta a muchas mujeres. Es inevitable que esto suceda, aún y así según los expertos en materia, existen ejercicios y técnicas para prevenir que esto suceda. Los cinco consejos básicos para la prevención de la caída y la flacidez del pecho son los siguientes:

  • Hacer ejercicios cada día para fortalecer y tonificar el pectoral. Se trata de realizar ejercicios sencillos, que se puedan hacer desde casa, para endurecer los pectorales. Además de hacer ejercicio que es fundamental para una buena salud, se tonifica la parte del pecho que nos interesa. Si no se dispone de pesas, se pueden realizar los ejercicios con objetos domésticos así como botellas o envases.
  • Mantener el pecho sujeto las 24 horas del día para evitar que caigan. Hoy en día existen sujetadores adaptados para hacer deporte y para poder dormir con ellos, que ayudan a que el pecho se mantenga sujeto durante todo el día.
  • Una buena postura corporal. Se trata de cuando estemos sentados, colocar la espalda recta en el respaldo de la silla, y cuando vayamos andando mantener una posición recta con los hombros y el pecho rectos, evitando curvar la espalda o echar chepa.
  • Masajear la zona con agua fría. Masajeando circularmente unos minutos la zona del pecho con agua fría se potencia la elasticidad y además se consigue una buena circulación.
  • Mantener buena posición si se da el pecho. En el momento de darle el pecho a un bebé hay que mantener la espalda apoyada en el lugar donde se esté sentado, para evitar que el pecho y el cuerpo tienda a irse hacia delante.