Plasma Rico en Plaquetas para una piel resplandeciente

Con el uso frecuentes del PRP en estética lograrás nutrir, hidratar y tonificar la piel, reparar y estimular la producción de colágeno, reducir las arrugas finas...

El Plasma Rico en Plaquetas, también conocido como PRP, es un producto que se obtiene la sangre extraída en forma indolora del mismo paciente. No conlleva riesgos de alergias ni reacciones de incompatibilidad, lo que hace que sea un procedimiento seguro para el paciente.

El PRP es rico en factores de crecimiento y células madres por lo que se utiliza en varias áreas de la medicina para estimular y regenerar los tejidos. Su aplicación directa sobre la dermis permite mejorar la calidad de piel,su textura, menos flacidez y menos arrugas luciendo más luminosa y lozana. Se puede aplicar a modo de tratamiento preventivo, en el caso de las pieles más jóvenes, o como restitutivo, en aquellas pieles más envejecidas para hacer retroceder las señales del envejecimiento del área facial, cuello, escote y manos.

Uso frecuentes del PRP en estética:

  • Nutrir, hidratar y tonificar la piel
  • Reparar y estimular la producción de colágeno.
  • Reducir las arrugas finas.
  • Suavizar las cicatrices del acné.
  • Minimizar la rosácea y las manchas.

El procedimiento típico de PRP usualmente toma 45 minutos, la mejoría en la calidad y aspecto de la piel se observa a partir de los 5 días y dependiendo de edad se sugiere repetir 2-3 veces por año.Tras la aplicación, las personas pueden retomar de forma inmediata su vida profesional y social. No se generan marcas ni cicatrices, ni se debe guardar reposo

El plasma rico en plaquetas puede ser combinado con rellenos dérmicos, inyecciones de Botox e hilos. El PRP reconstruye el tejido con el tiempo, mientas que los rellenos tradicionales disminuyen sus efectos con el tiempo.

Publicado: 7 de Octubre de 2015