El humo de cigarro contiene mas de tres mil sustancias dañinas para el organismo. Con el primer cigarro la oxigenación de las células empieza a modificarse porque se altera la microcirculación de la sangre. Por ese motivo el color de la piel se vuelve más amarillo y además esta se engrosa, se arruga y aparecen los poros dilatados y las manchas de tono anaranjado de los labios.

Publicado: 13 de Octubre de 2014